Supone montar una fuente de alimentación en la parte inferior de una torre de ordenador un diseño mejor?

Las primeras fuentes de alimentación PS2/ATX diseñadas a finales de los 90 y principios de los 2000 tenían ventiladores de 80mm que extraían el aire, pero conforme el uso de los ventiladores de 120mm se volvía más popular en los PCs, la mayoría de las fuentes de alimentación también cambiaban a ventiladores de 120mm ó mayores. Las primeras fuentes de alimentación de SilverStone Technology, la Strider ST360 y ST400, presentadas en el año 2003, fueron unos de los primeros ejemplos de este cambio. El cambio a ventiladores mayores no solo ayudó a reducir el ruido de la fuente de alimentación, sino que debido al mayor flujo de aire proporcionado, se convirtieron en una herramienta adicional para enfriar la zona de la CPU en un chasis.

La creación de la certificación 80 PLUS en el año 2004 y el subsiguiente empujón a la eficiencia de las fuentes de alimentación de mayor potencia en años sucesivos resultó en el uso de ventiladores aún más lentos dentro de las fuentes de alimentación. Ya que existía menos calor residual que disipar en las fuentes de alimentación de mayor eficiencia, el controlador del ventilador de la fuente de alimentación de la torre lo regulaba a niveles tan bajos que ya no era capaz de ayudar a la refrigeración de la misma. De hecho, el controlador del ventilador de la fuente de alimentación solía acabar aumentando la velocidad del mismo para lidiar con el calor extra generado desde la zona de la CPU, convirtiendo a fuentes de alimentación supuestamente silenciosas en más ruidosas de lo necesario y reduciendo su vida útil. Para contrarrestar este problema, diseñadores entusiastas de chasis empezaron a situar fuentes de alimentación en la parte inferior de la torre para que pudieran sacar aire directamente del exterior del chasis y así reducir la velocidad del ventilador de la fuente de alimentación y funcionar de un modo más silencioso.

 

Para los ingenieros de SilverStone existen muchas formas distintas de diseñar un chasis óptimo. Siempre que hay nuevas mejoras en la tecnología del PC que cambia el modo en el que el chasis interactúa con componentes, tales como nuevas técnicas de refrigeración de la CPU y esquemas de flujo de aire de tarjetas gráficas, siempre existen modos de mejorar el rendimiento térmico al replantear el diseño del chasis. Es por esto que no es una coincidencia que SilverStone haya producido históricamente los factores de forma y diseños de chasis más diversos que cualquier otro fabricante.

 

 

Aunque situar la fuente de alimentación en la parte inferior del chasis es el diseño más común para asegurar que esta consigue aire del exterior del chasis, no es el único camino. Los mejores chasis refrigerados por aire en los formatos ATX y Micro-ATX son los SilverStone Fortress FT02 y Temjin TJ08-E, respectivamente, y ambos tienen la fuente de alimentación situada hacia la parte superior del chasis.

En lugar de preocuparse por la situación de la fuente de alimentación, los ingenieros de SilverStone se concentraron en la zona de la placa base, que contiene la CPU y las tarjetas gráficas, para diseñar la distribución térmica óptima de un chasis. Al combinar este enfoque con un banco de pruebas inagotable para comprobar cómo afecta a la refrigeración cada componente de un ordenador, los chasis diseñados por SilverStone suelen rendir mejor en el apartado térmico.

Conclusión: Montar una fuente de alimentación en la parte inferior de un chasis es solo un modo de muchos para optimizar la distribución térmica de un chasis y no se debe usar como indicador para determinar el diseño del mismo.